Antes de comprar una propiedad, el inversionista debe solicitarle al dueño la historia registral de la propiedad, la cual permite verificar si existe algún conflicto de legitimidad, y el documento de "Libertad Gravamen" para constatar que la propiedad no tiene adeudo alguno.

Adicionalmente, dependiendo de los antecedentes del título de dominio de la propiedad y en caso que fuera necesario, el dueño debe presentar la "Certificación de No Objeción" otorgada por la Procuraduría General de la República, la cual certifica que no existen irregularidades con la propiedad; este documento es requisito para registrar la propiedad bajo el nombre del comprador, principalmente para aquellas propiedades que fueron afectadas por la Reforma Agraria. Además, es importante identificar si la propiedad de interés está bajo un régimen especial como Zonas Costeras o limítrofes o pertenecen a comunidades indígenas, casos en los cuales un tratamiento especial de tenencia de tierra, mediante la figura de arrendamiento, puede ser requerido.

Los permisos de construcción son requeridos por la Alcaldía Municipal y del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (MARENA) antes de iniciar cualquier trabajo de construcción. La municipalidad otorga el Permiso de Construcción que certifica que los planos cumplen con requerimientos establecidos por dicha autoridad. Por otro lado, el permiso ambiental, que debe ser solicitado al MARENA, es un requisito indispensable que puede involucrar la certificación de un ingeniero ambiental y sanitario durante las etapas de planificación y diseño.

Es recomendable buscar asesoría legal en el proceso de compra y desarrollo de una propiedad.