Bean & Co., empresa de capital estadounidense-israelí, inició operaciones en Nicaragua en el año 2016. Este gran proyecto pretende llegar a cultivar hasta 10,000 hectáreas de cacao en el país utilizando tecnología agrícola de última generación.

Según Yakov Orenstein, Gerente General de Bean & Co., la mano de obra nicaragüense "fue uno de los factores que nos llevaron a invertir en Nicaragua, es decir, hay un potencial de mano de obra que facilita el desarrollo de una empresa agrotecnológica". Por otro lado, Orenstein destaca la importancia del clima para el cultivo del producto y la cercanía con sus principales mercados de exportación. "Desde el punto de vista geográfico, nuestro caso tiene mucha relación con las condiciones que la plantación de cacao exige. Por otra parte, Nicaragua es un punto estratégico, muy cerca de los Estados Unidos, muy cerca de Europa, dentro del Continente Americano, los dos océanos, en realidad es un factor que también facilita". 

Una vez entrando en producción plena, Bean & Co. de Nicaragua podrá producir hasta 9,000 TM de cacao, pues esperan rendimientos de 3 toneladas por hectárea.