Nicaragua presenta una gran oportunidad como un destino para operaciones de Centros de Servicios Compartidos para grupos que han aumentado su presencia en la región. Desde esta operación se pueden consolidar diversos servicios como recursos humanos, finanzas, compras y adquisiciones, entre otros.