Experto del BM resalta avances de Nicaragua en negocios del agro

César Chaparro Yedro. El especialista del Banco Mundial analiza los resultados de Nicaragua que arrojó el informe "Facilitando los Negocios en la Agricultura 2017". 


El Banco Mundial (BM)) divulgó recientemente el informe "Facilitando los Negocios en la Agricultura 2017" (EBA, por sus siglas en inglés), en el que señala que si bien muchos países ya son el hogar de agricultura fuerte, orientado comercialmente, aún queda mucho por hacer, por ejemplo, mediante la reducción de los costos de transacción para los agricultores y las empresas que participan en el comercio interno y las exportaciones, mediante la mejora de los sistemas de permisos de agua para riego.

El Nuevo Diario entrevistó a César Chaparro Yedro, especialista sénior de desarrollo del sector privado para la agricultura del Banco Mundial, quien aseguró que de los ocho principales indicadores evaluados, en la mitad de ellos Nicaragua está por encima de la media de la región. Entre los resultados positivos que resalta es la gestión de recursos hídricos, orientados a los permisos de obtención de agua para riego, los cuales a su criterio son eficientes. 

¿Cuán favorable son las regulaciones en Nicaragua para el desarrollo del agronegocio?

El informe "Facilitando los Negocios en la Agricultura 2017" identifica, mide y compara las regulaciones, las leyes y los costos de transacción que hay en materia de agricultura y agroindustria en 62 países del mundo, y trata temas de semillas, fertilizantes, agua. El informe promueve a través de buenas prácticas internacionales reglas claras y eficientes que fomenten el control de calidad en la agricultura. El documento es un instrumento que permite la comparación de Nicaragua con otros países de la región y permite la comparación de Nicaragua consigo misma en el tiempo, porque son informes anuales que miden el progreso que se va logrando en función de las reformas que se llevan a cabo en estas áreas. Si comparamos a Nicaragua con el resto de la región, tiene un desempeño bastante intermedio. De los ocho principales indicadores que tenemos nosotros (semillas, fertilizantes, maquinaria, agrícola, mercado, transporte, agua y las TIC),  en la mitad de ellos Nicaragua está por encima de la media de la región y en la otra mitad está por debajo de la media regional.

¿En qué indicadores el país se ve mejor?

Es bastante destacable el buen desempeño que tiene el país en algunas regulaciones en materia de protección vegetal, organizaciones de productores o cooperativas. Otra área donde hay un buen desempeño es en el fertilizante, el proceso de registro es bastante rápido y no es costoso, y el control de la calidad es bueno. Otro punto es el agua, la gestión de recursos hídricos, relacionado a los permisos de obtención de agua para riego son eficientes, pero hay otras en las que se necesitan reformas. 

¿Qué tipo de reformas? 

El área de semillas, ahí los procedimientos siguen siendo engorrosos porque toman bastante tiempo, comparado con el resto de la región, una situación que repercute en el control de calidad en materia de semillas. Otra área donde se puede mejorar tiene que ver con la parte de finanzas, cómo los instrumentos financieros y microfinancieros pueden ayudar al desarrollo de la agricultura y de los pequeños productores. (…) En la parte de maquinaria tienen un marco regulatorio que podría mejorar, a pesar de que sea necesario una reforma, Nicaragua en el aspecto de mecanización lo hace mejor que la media regional.

En el aspecto de semillas, ¿qué otros hallazgos plasman en el estudio referente a la productividad?

El informe mide la parte regulatoria y medidos en tres grandes bloques: fitomejoramiento, el registro de una nueva variedad de semilla y por último la parte de control de calidad, ahí existe una norma aceptable sobre el etiquetado de la semilla y la participación del sector privado. 

En el informe hablan de la reducción de costos de transacción para los agricultores, ¿en Nicaragua cómo están los costos?

Los costos de transacción para las empresas que registran una nueva variedad de semilla es bastante costoso, con más de 700 por ciento del ingreso percápita del país. En la parte de fertilizantes es bastante rápido y los trámites no son engorrosos. Otro aspecto importante es la exportación de productos agrícola, para ello medimos la exportación de café a Estados Unidos y ahí vemos que los procedimientos de certificación son de dos días.

¿Cuánto influyen estos costos en los pequeños y medianos productores de Nicaragua?

Para recoger esa inquietud, medimos la asociación de productores, tener regulaciones que permitan que se puedan agrupar, sin requisito, ayuda mucho para que se adquieran insumos, se pueda exportar, mayor capacidad de negociación y maquinaria. En Nicaragua esto es bastante bueno en comparación con otros países. 

Vos hablabas que uno de los indicadores que estudiaron son las TIC, ¿por qué son importantes en la agricultura? 

Medimos la concesión de licencias a operadores móviles, la gestión del espectro y la infraestructura compartida, esa es la parte que nosotros medimos porque puede ayudar a incrementar la participación de los agricultores.

¿Participación en qué sentido?

Hay estudios que indican que podría repercutir en la divulgación de servicios. Puede servir para que los agricultores sepan cuál es el precio ideal de sus productos, porque tienen información completa y no sesgada de los precios de los insumos y los precios de los productos. En muchos países se mide la calidad del suelo, la asistencia de minerales. 

En Nicaragua se ha hablado de darle valor agregado a nuestros productos y no exportar la materia prima, ¿qué potencial tiene el país para desarrollarlo?

Lo que puedo decir es que hay una evidencia de que mejorar en los indicadores que nosotros medimos, leyes, costos de transacción, tiene una contribución directa a la productividad agrícola, lo que repercute en mejorar la calidad de vida de los productores. 

¿Cómo la agricultura debe adaptarse al cambio climático y responder a la creciente demanda de personas que se debe alimentar en un futuro?

La forma más efectiva es a través de dos mecanismos: regulaciones y políticas que lleven a cabo procedimientos más efectivos para ser más productivos, y aseguren el control de la calidad, y la protección del medioambiente. Uno de los hallazgos principales es que regulaciones más completas y que promueven la calidad van de la mano de procedimientos más eficientes.

¿Qué tipo de regulaciones necesita Nicaragua para mejorar su productividad? 

El informe nuestro permite a los gobiernos identificar las áreas de reformas, no solamente decir el área de semillas sino decir exactamente qué se necesita en el área de semillas, también permite ayudar a priorizar las áreas. El poder de la medición es sobre lo que se trabaja, en las áreas que se podría contribuir con los procesos administrativos como el registro de semillas y control, certificación, regulación sobre mecanización y tractores.


Publicado por El Nuevo Diario