Publicado por El Nuevo Diario 

Barras de chocolate negro y chocolate con leche elaboradas con cacao producido por jóvenes agricultores de una cooperativa de Matagalpa, Nicaragua, ya están a la venta en Bélgica gracias a un proyecto de la ONG Rikolto y la Fundación Collibri, ambas belgas.  

Se trata de las barras de chocolate marca Boni Selection, informó Rikolto. La venta de este producto en la cadena belga Colruyt fue anunciada en junio pasado por la coordinación del proyecto. La cooperación entre Rikolto y la Fundación Collibri, parte del grupo Colruyt, se desarrolla mediante un proyecto que consiste en la formación de jóvenes agricultores a través de conocimientos y destrezas en técnicas modernas y sostenibles en la producción de cacao.  

El proyecto incluye la adquisición del cacao certificado de agricultores nicaragüenses socios de La Campesina por parte del grupo Colruyt.  De acuerdo con la organización internacional, este proyecto contribuye a la estabilidad financiera de los jóvenes y a la calidad de vida de las familias agricultoras al combinar su formación y la inclusión sistemática de los jóvenes en una cadena de productos sostenibles.  

Durante cinco años, un total de 75 jóvenes participarán en diplomados sobre producción agroforestal económicamente sustentable en un programa con una duración de 20 días en Honduras impartido por la Fundación Hondureña de Investigación Agropecuaria (FHIA) y la Universidad Nacional Hondureña: CURLA-UNAH.  

Según la organización de origen belga Rikolto, los jóvenes que logren el diploma replicarán los conocimientos a otros jóvenes de sus comunidades mediante el formato de intercambio “entre pares” o escuela de campo para alcanzar a otros 225 jóvenes de las comunidades aledañas que no solo aprenderán a cultivar cacao de una manera moderna y sostenible, sino también a ser emprendedores.         

Inversión

El encargado de los proyectos de formación de la Fundación Collibri, Mieke Vercaeren, destacó la inversión que realizan de manera sostenible en estos proyectos a largo plazo.  “Solo en esta iniciativa, invierte 30,000 euros (35,100 dólares). De esta manera, ya tenemos un impacto directo con aproximadamente 1,000 jóvenes a través de unos 14 proyectos de capacitación en todo el mundo”, señaló.  Por su parte, el coordinador del proyecto de la oficina de Rikolto en Centroamérica, Jorge Flores, indicó que “para que la compra de cacao y el programa de educación fueran posibles, Rikolto facilitó la cooperación entre la empresa Chocolates del Caribe en Honduras, La Campesina, de Nicaragua, FHIA, 

CURLA - UNAH y el grupo Colruyt 

“En Rikolto nos enfocamos en conectar a todos los actores dentro de la cadena de abastecimiento de alimentos para desarrollar más negocios inclusivos, que signifiquen precios justos, alimentos sanos y sostenibles con el medioambiente para demostrar que solo así todos ganamos”, concluyó Flores.  

Rikolto es una ONG internacional con más de 40 años de experiencia en la transformación de cadenas de valor, el fortalecimiento de organizaciones de agricultores a pequeña escala y de actores de la cadena alimentaria en África, Asia, Europa, Centroamérica y Latinoamérica.         

Esta organización implementa programas en 14 países de todo el mundo a través de ocho oficinas regionales.