26 agosto, 2020

La calidad de los servicios de infraestructura de Nicaragua ha aumentado un 43 por ciento entre 2008 y 2018, según el informe de Desarrollo en las Américas 2020: “De estructuras a Servicios”, publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo en julio. El indicador de calidad del país pasó de 2.45 en 2008 a 3.51 en 2018, lo que representó la tercera mayor mejora en América Latina y el Caribe y posicionó a Nicaragua en el noveno lugar en la calidad de servicios de infraestructura de toda la región.

El informe proporciona un diagnóstico en profundidad del acceso, la calidad y la asequibilidad de los servicios de infraestructura en la región y afirma que, si bien Chile sigue siendo el de mejor desempeño, la mayoría de los países de América Latina y el Caribe mejoraron y algunos lo hicieron de manera notable, como Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Paraguay.

Además, el informe presenta el porcentaje de empresas de América Latina y el Caribe que identifican el suministro de servicios de electricidad, agua y transporte como una de las principales limitaciones para sus actividades productivas. El porcentaje de empresas de Nicaragua que identifican el transporte como una limitación importante es el segundo más bajo de la región, con solo un 10.5 por ciento, el país incluso se posiciona en el rango de los promedios de Europa y Asia.

Asimismo, el porcentaje de empresas de Nicaragua que experimentan cortes eléctricos y empresas que identifican la electricidad como una limitación importante está por debajo del promedio de América Latina, con 49.9 y 25.1 por ciento respectivamente. En términos del porcentaje de empresas que experimentan insuficiencia de agua, Nicaragua registra un 26.3 por ciento, que es levemente superior al promedio de América Latina.

Además, el informe agrega que la inversión en infraestructura entre 2008 y 2017 varía ampliamente entre países. Si bien algunos países invierten cantidades importantes, como Belice, Bolivia, Nicaragua y Perú, las economías más grandes —Argentina, Brasil y México— invierten mucho menos como porcentaje del PIB. Nicaragua ocupa el segundo lugar detrás de Bolivia en términos de mayor inversión promedio en infraestructura como porcentaje del PIB, con un total de casi el 5 por ciento, del cual alrededor de 4 por ciento es inversión pública y 1 por ciento es privada.

Nicaragua también se destaca entre los mejores en términos de su red vial primaria pavimentada, evolución del acceso nacional a la electricidad entre 2000 y 2018, y proporción de la población que vive en cuencas con estrés hídrico.