La mano de obra de Nicaragua es joven y dinámica; el 75 por ciento de la población tiene menos de 39 años y la fuerza laboral comprende 3.2 millones de personas. Además, es conocida por ser flexible y altamente productiva, con buenos hábitos de trabajo y con capacidad de aprender rápidamente.

Estas cualidades han permitido posicionar a Nicaragua como uno de los países más competitivos y productivos de la región, en términos de capital humano.

Educación

El Gobierno de Nicaragua cree firmemente que la educación es la base del desarrollo económico de un país, por lo que asigna una cantidad significativa del presupuesto nacional para invertir en la educación primaria, secundaria y superior. Los gastos de educación, incluyendo las universidades públicas, ascienden a aproximadamente el 22 por ciento del presupuesto total del Gobierno.

Educación Superior

En el país había 50 universidades reconocidas por el Consejo Nacional de Universidades (CNU) para el año 2017, en donde 49 de ellas cuentan con aproximadamente 175,343 estudiantes inscritos, de acuerdo con un estudio independiente llevado a cabo por PRONicaragua. Además, el país cuenta con una universidad acreditada en los Estados Unidos de América y tres programas universitarios bilingües.

Para el 2017, de los 175,343 estudiantes inscritos en universidades reconocidas por el CNU, había unos 56,829 estudiantes inscritos en el área de economía y negocios, 32,359 en áreas de ingeniería y arquitectura, unos 23,807 en el área de ciencias médicas, 20,196 en ciencias de la educación, 14,008 en áreas de ciencias políticas y jurídicas, 11,457 en el área agropecuaria y 16,687 en otras áreas de estudio.

INCAE, prestigioso instituto regional de negocios afiliado a la Universidad de Harvard, se encuentra localizado en las afueras de Managua (Campus Francisco de Sola). Dicho instituto se cataloga como número uno en toda América Latina y entrena a expertos en gerencia internacional listos para ofrecer sus servicios.

Habilidades en Inglés

Aunque el idioma oficial de Nicaragua es el español, el inglés es cada vez más popular. Las instituciones educativas privadas y públicas han comenzado a proveer muchas más clases en inglés dada la gran demanda el idioma.  Se ha hecho evidente el gran valor agregado que el idioma inglés provee en el ámbito laboral, por lo que el número de cursos ha aumentado en academias privadas. Además, la demanda del inglés ha crecido en el mercado laboral de servicios externalizados para estudiantes egresados con esta importante habilidad.

De acuerdo con un estudio realizado por PRONicaragua sobre el número de personas que habla inglés y español, se pudo determinar que el interés de los nicaragüenses en tener el inglés como segunda lengua está creciendo rápidamente. Los resultados del estudio muestran que, en el 2016, había más de 22,558 estudiantes aprendiendo inglés en centros de idiomas públicos y privados; además más 4,844 estudiantes egresaron con éxito del programa de estudio. Entre los ya egresados se encuentran 319 estudiantes de escuelas bilingües, 3,157 estudiantes de centros de idiomas y 1,387 estudiantes de universidades nacionales.

Fuerza Laboral

La población de Nicaragua se caracteriza por ser flexible, con buenos hábitos laborales, con una curva de aprendizaje rápida y bajas tasas de absentismo y rotación. Estas cualificaciones han permitido que Nicaragua se posicione como una de las más competitivas y productivas de la región en términos de capital humano. De acuerdo con cifras de Banco Central de Nicaragua, la fuerza laboral del país se sitúa en 3.2 millones.

De acuerdo con estadísticas del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), el número de asegurados activos afiliados, ha incrementado sustancialmente en los últimos años, pasando de 471,856 en el 2007 a 907,488 para mayo del 2017; representando éste un incremento aproximado del 92 por ciento. 

 Tipos de Jornada Laboral

  • Diurno: Se considera diurno el trabajo realizado entre las 6 de la mañana y las 8 de la noche. La jornada ordinaria de trabajo diurno es de 8 horas diarias, completando 48 horas semanales. Las horas adicionales a la jornada diaria deben ser compensadas como tiempo extra.
  • Nocturno: Se considera nocturno el trabajo realizado entre las 8 de la noche y las 6 de la mañana del día siguiente. La jornada ordinaria de trabajo nocturno es de 7 horas diarias, completando 42 horas semanales. Las horas adicionales a la jornada diaria deben ser compensadas como tiempo extra.
  • Mixto: La jornada de trabajo mixto es de 7.5 horas diarias, para un total de 45 horas semanales. Las horas adicionales a la jornada diaria deben ser compensadas como tiempo extra.
  • Horas Extras: El trabajo que se realice fuera de las jornadas ordinarias diarias constituye horas extras. Las horas extras, según el Código Laboral, se pagarán un cien por ciento más de lo estipulado para la jornada normal que recibe el empleado. Existe un máximo de 3 horas diarias adicionales al horario regular y éste, no puede exceder 9 horas semanales.

Para más información, descargue el Estudio de Población Universitaria 2017