La industria de manufactura ligera es un motor económico importante y uno de los sectores más dinámicos de la economía de Nicaragua. Los bienes manufactureros han venido diversificando sus procesos, incrementando su sofisticación con el objetivo de ofrecer opciones de inversión con un mayor valor agregado.