El desempeño del sector textil en Nicaragua es altamente reconocido a nivel internacional, posicionándose como uno de los principales suplidores de prendas textiles al mercado estadounidense. Esto ha generado un impacto positivo para el país resultando en el aumento significativo de las exportaciones y generación de empleos.