Publicado por BCN

El Presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN), Ovidio Reyes expuso los avances de la economía de Nicaragua y perspectivas al primer semestre del año.

Destacó que, al mes de junio, la economía está creciendo en el acumulado en actividad económica 4.9 por ciento; lo cual significa que en términos de valor agregado se está creciendo al 5 por ciento, siendo esta tasa muy positiva en un entorno internacional que actualmente experimenta una fuerte desaceleración económica.

En cuanto al desempeño de los principales sectores de la economía, Reyes indicó que:

“La agricultura crece a 2.9 por ciento al mes de junio, y el sector que más está creciendo es el sector de hoteles y restaurantes en un 20.1 por ciento, luego el sector de comercio en 9 por ciento, transporte y comunicaciones en 5.7 por ciento, explotación de minas-canteras, 9.4 por ciento, industria manufacturera, 6.5 por ciento y la intermediación financiera en 4.5 por ciento.”

A la luz de estas cifras, “es importante ver que mientras el dinamismo económico post pandémico estuvo descansando en los sectores de actividad primaria, ahora después del aterrizaje de la economía, viene siendo el sector comercio-servicios el que ahora está repuntando y que había sido el más castigado previamente”, agregó el funcionario.

Además, señaló que la actividad exportadora continuó con un dinamismo fuerte al mes de julio, creciendo un 16 por ciento las exportaciones totales en volumen. “Ahí los sectores que han estado adelante han sido el sector de oro, café y el ganado”, dijo. Asimismo, destacó el aumento de las exportaciones del sector industria hacia Centroamérica y otros países.

El BCN estima que las exportaciones podrían alcanzar este año los 7 mil millones incluyendo las zonas francas y que los precios de las materias primas se mantendrán en niveles atractivos para que el volumen de producción continúe ofertando hacia afuera.

Respecto al sistema financiero, el Presidente del BCN destacó la atracción de recursos hacia los bancos, lo cual refleja la confianza en la estabilidad financiera. “Ese crecimiento de los depósitos ha sido alto, un 18 por ciento y no hay ningún síntoma de que eso se reduzca. Y, por lo tanto, la banca logró acumular suficientes recursos, tanto recursos líquidos como de inversión, al punto tal de que este año se ha reactivado fuertemente la actividad crediticia bancaria”, expresó.

Asimismo, puntualizó que la mora viene reduciéndose y la rentabilidad bancaria está en términos aceptables y eso ha permitido que todas las instituciones se encuentren con niveles de sostenibilidad bien altos y que colaboren con la recuperación y el crecimiento económico.

Como resultado de esto, no existe en la economía ningún desequilibrio financiero y hay estabilidad cambiaria. “El tipo de cambio fluye libremente, libre compra de divisas, un monto importante que ha permitido la acumulación de reservas internacionales, logrando tener 4 mil 300 millones de dólares de reservas internacionales” agregó.

Además, se refirió a otros indicadores como el turismo cuya recuperación se prevé en alrededor de 400 millones de dólares; las remesas internacionales que ascendieron a 1,400 millones de dólares al primer semestre; y a la inversión extranjera directa, cuyos montos podrían estar por encima de los 1,000 millones de dólares este año.

Finalmente, el Presidente Reyes reiteró las proyecciones de crecimiento económico. “El Banco Central, desde inicios de año, estimamos el crecimiento económico para Nicaragua en el año 2022 de entre 4 y 5 por ciento, y mantenemos esta estimación. Estamos frente a un año positivo en términos de crecimiento económico”.